Reseña: Nada es eterno

4:30


      • Título: Nada es eterno
      • Título original: Nothing lasts forever
      • Autor: Sidney Sheldon
      • Género: Suspenso
      • Páginas: 306
      • Año de publicación: 1994

Sinopsis
Todo comienza con un juicio: Paige Taylor, joven doctora de un gran hospital de San Francisco es acusada de haber asesinado a un paciente terminal que le ha dejado un millón de dólares en su testamento. Varios testigos aseguran que el paciente la odiaba y un eminente cirujano la califica de incompetente. La acción se retrotrae entonces al pasado, cuando Paige y un par de amigas eran las únicas mujeres médicas del nuevo cuerpo de internos del hospital, sujetas a una rutina agotadora y a una compleja trama de manipulaciones, incompetencia y acoso sexual. Desde las decisiones de vida o muerte en la sala de operaciones a la tensión creciente del juicio, Sheldon retrata esta vez, con su estilo peculiar, las ambiciones y los temores de una serie de enigmáticos personajes: médicos y asesinos, amantes y traidores. El destino de Paige se juega en un final impredecible.

Reseña
Me encanta que Sheldon explore diferentes temas y ambientes en sus historias, por lo que quedé encantada, cuando leí este libro hace unos años, al meterme en la vida de estas doctoras y todo lo que tuvieron que pasar en su trabajo. Hace poco lo releí con Celes y volví a disfrutar una vez más de las historias del abuelito.

Nada es eterno empieza con un prologo que es un juicio que se le hace a la doctora Taylor donde la acusan de asesinar a uno de sus pacientes por la herencia que éste le dejó. Durante el prologo nos van revelando algunas cuestiones de la historia que nos dejan sumamente intrigados. Y por lo que llegamos a ver todas las pruebas y testigos apuntan a la culpabilidad de la doctora que se muestra de lo más fría e indiferente.
Después empieza la historia cuando un par de médicos recién graduados están por empezar su residencia en el Embarcadero County de San Francisco. En el grupo de nuevos residentes solo hay 3 mujeres: la doctora Paige Taylor, la doctora Kat Hunter y la doctora Honey Taft. Estas mujeres pronto se hacen amigas y terminan alquilando un piso para vivir juntas. Paige quiere especializarse en cirugía cardíaca, Kat a la neurocirugía y Honey a la medicina interna.
Desde el primer día como residentes estas mujeres sufren bullying y acosos de todo tipo, tanto por parte de los hombres como de las mujeres. Me resulta sumamente llamativo que a principios de los noventa siguieran siendo tan machistas al respecto. Pero además del acoso, estas jóvenes doctoras tienen que sobrevivir a las largas jornadas laborales.
Así la historia irá avanzando en el tiempo y en el paso de los años contándonos retazos de las historias de cada una de ellas más el día a día de su trabajo. Todo irá encaminándose lentamente hacía los hechos que nos adelantaron en el prólogo.

Hablemos de los personajes... Paige es casi la prota de la historia. Ella es hija de un médico de la OMS destinado a países tercermundistas. Por lo que Paige creció en esas culturas adorando a su padre y el trabajo que hacía. Kat es afroamericana y tiene un pasado oscuro del que huyó ni bien tuvo oportunidad. Es decidida y aplicada, pero debido a su pasado odia a los hombres. Honey fue toda una sorpresa cuando la conocí, y sigue cayéndome igual de bien. Ella proviene de una familia acomodada y snob. Vivió a la sombre de sus hermanas que eran perfectas y buenas en todo, por lo que siempre se sintió inferior. Hasta que tuvo una epifanía y descubrió un talento que podía usar a su favor, a veces para liberarse de algún problema... aunque suele tener motivaciones un tanto desinteresadas.

Como les conté un poco arriba, me gustó meterme en el mundillo de este hospital y ver el trabajo de estas doctoras y los diferentes tipos de profesionales que pululan en el ámbito. El acoso a estas mujeres da bastante bronca, pero cada una de ellas logra hacerse un lugar ahí dentro.
Siempre admiro el gancho que tiene la narración tan directa de Sheldon y cómo te va conduciendo poco a poco hacía el desenlace. Hay varios dramas en la historia, y las que cargan con los dos más pesados son Paige y Kat. Honey se manda varios mocos, pero siempre cae bien parada y no es nada muy grave. Pero las historias de Paige y Kat se vuelven un poquito turbias cerca del final.

Nada es eterno nos retrata el mundo de la medicina desde la experiencia de tres jóvenes doctoras que sufren diferentes tipos de acosos. La historia se va desarrollando en el tiempo mientras las tres protagonistas se enfrentan a diferentes dramas que nos van llevando lentamente a los sucesos que nos adelantan en el prologo. 

You Might Also Like

3 dobleces

  1. Hola Anto!
    Lo que más me intriga de lo que contas es que el señor fallecido le haya dejado una herencia millonaria, me dan ganas de saber por qué. Sobre la forma en la que eran tratadas las mujeres en los hospitales puede verse en series de la época como E.R Emergencias, ahí había un montón de prejuicios por todo (color, género, edad, etc.) es una profesión tan competitiva que a veces se pierde de vista que su trabajo es ayudar a las personas.
    Ahí busqué en la biblioteca de mi mamá y tiene 'Escrito en las estrellas', ¿es bueno?
    Me causa ternura que le digas abuelito, no sé si ténes una 'abuelita' literaria pero te recomiendo a Susan Elizabeth Phillips (ya te la mencioné? no lo recuerdo, pero sus libros están en todas las mesas de saldos así que quizás podés encontrar alguno a bajo precio :D )
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola bella, ¿por qué nunca comenté esta reseña? -.- No sepa.
    En fin, aunque no fue mi favorito de los que llevo leídos del abue, me encantó porque es del abue so... Además al igual que a vos me gustó que se metiera en el mundo de los hospitales y explorara todo lo bueno y malo de esos lugares, sobre todo en una época donde las mujeres no eran bien vistas en esa profesión al parecer.
    Como te había dicho mi favorita fue Paige :) y Honey no me gusto jajaja.
    Se que decís que el abuelito no es mega oscuro y no puedo pretender oscuridad en todas sus novelas pero yo si la espero y por eso me falto un toque más turbio en este libro pero a pesar de eso lo disfruté y sigo amando sus juicios ♥
    A ver cuando leemos otro...

    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: chusmeo que Sol tiene Escrito en las estrellas, según dice en su comen, quizá podríamos leerlo las tres juntas en algún momento :) ya que es uno de los que nos quedan por leer. Piénsalo ;) jijijiji

      beso golosa!

      Eliminar

Escriben

Colabora

Soy parte de

Editorial Océano